Recomendaciones, Tips

El poder del aire

Keiser escogió la fuerza del Aire, una de las fuerzas más poderosas en la tierra. Un cilindro pequeño de 2 ½ de diámetro puede producir 500 libras de fuerza, pero usando solo 3 libras como peso en movimiento. Este es el secreto de la resistencia pura, muy consistente y muy controlable de la tecnología neumática de Keiser.

La operación es sencilla. El corazón de la operación es el compresor, este produce una fuente de aire comprimido que se distribuye por la máquina. Cuando se presiona el botón de la derecha (+), el aire fluye del compresor al cilindro, generando un incremento en la fuerza que se produce. Una vez se llega a la fuerza (resistencia) deseada, se suelta el botón atrapando todo el aire en el cilindro.

Esto es muy importante porque se generan dos cosas. Primero, el incremento en la presión del aire aumenta la fuerza producida por el cilindro, que cuando se combina con el enlace mecánico del sistema, crea la curva de fuerza de resistencia variable. Este es el mismo método que usa el cuerpo para varia sus fuerzas. El esfuerzo contráctil del músculo cambia a medida que se acorta, y la palanca muscular cambia a medida que la articulación atraviesa su rango de movimiento. En segundo lugar, el aumento en la presión almacena la energía que se gasta en el golpe positivo, para devolverla en una contracción negativa o excéntrica (a diferencia de una máquina hidráulica que no puede producir una contracción negativa o excéntrica).

Keiser provee una resistencia positiva y negativa producida por una pila de pesas, solo que sin las cargas de alto impacto experimentadas al iniciar y detener el peso. Para reducir la resistencia mientras se está entrenando, solo se necesita presionar el botón de la izquierda (-) y el aire se libera, reduciendo así la resistencia.